Los nuevos emprendedores de Ashoka 2020 utilizan la tecnología con fin social

Ashoka ha presentado a sus dos nuevos emprendedores sociales en España: Gemma Galdon y Francisco Díaz, que hacen uso de la tecnología como motor de transformación social.
CE9 diciembre 2020
0

Corregir el sesgo de los algoritmos a través de una auditoría y empoderar a los niños y niñas de todo el mundo que necesitan una prótesis para que las puedan diseñar ellos mismos son, respectivamente, los objetivos de Gemma Galdon y Francisco Díaz. Ambos, son los emprendedores sociales de España 2020 que se han incorporado a Ashoka, la red global de innovadores sociales.

Los proyectos de Galdon, fundadora de Eticas Consulting, y de Díaz, creador de Autofabricantes, se dieron a conocer en un evento online a finales de noviembre. Dicho encuentro fue presentado por la embajadora de Ashoka Antonella Broglia.

Galdon, doctora en Políticas de Seguridad y Tecnología, ha logrado traducir el concepto de ética digital en un proceso tangible: una metodología de auditoría de algoritmos para empresas y gobiernos. Los algoritmos se usan cada vez más, al automatizarse decisiones vitales en los sectores público, privado y benéfico.

La selección de currículos, adjudicación de créditos o cálculo de primas de salud son algunos ejemplos. Pero al entrenarse con datos de periodos del pasado, en los que el acceso a empleo, crédito o perfiles de salud eran diferentes en función del sexo, edad y formación, los resultados de los algoritmos pueden reproducir sesgos y discriminaciones.

Galdon analiza los datos de origen, los sesgos, cómo impactan en colectivos vulnerables. Además, busca cómo corregirlos para lograr una sociedad más justa y una tecnología más humana.

Por su parte, Díaz, licenciado en Arquitectura, está cambiando el paradigma de la discapacidad poniendo en el centro a las personas que necesitan prótesis. Frente a un catálogo que no se ha actualizado en 20 años, con prótesis muy caras (entre 2.000 y 20.000 euros) y pesadas, por lo que terminan a menudo en el cajón, Díaz organiza talleres en el que los usuarios son los protagonistas en la identificación de sus necesidades y el diseño de sus prótesis, apoyados por una comunidad multidisciplinar de terapeutas, ingenieros y maestros.

El resultado son productos rentables (su coste oscila entre 200 y 500 euros). Y, en código abierto que se comparten, descargan e imprimen en 3D en todo el mundo.

“Los nuevos emprendedores sociales Ashoka usan la tecnología como motor de transformación social. La ponen al servicio del bienestar de la sociedad, y afianzan unos principios tecnológicos justos y éticos para todos”, ha afirmado la directora de Ashoka en España, Alexandra Mitjans.

“Impulsamos sus proyectos porque queremos que sean referentes y despierten el potencial de muchos otros. La aspiración de Ashoka es que todo el mundo sea consciente de su poder para cambiar el mundo a mejor y lo utilice. Los ejemplos de Gemma y Fran son inspiradores”, ha añadido.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.